SENSIBILIDAD

¿Quién no tiene un amigo/a de esos al que siempre recurre cuando uno está mal?

Se trata de esas personas maravillosas, gigantes, que tienen una Luz tremenda. Cuentan con herramientas para salir adelante, para ayudar a los que se acercan. Siempre tiene una palabra, un tip, incluso la oreja y el hombro para escucharte.

Uno mismo a veces se proyecta y piensa cosas del tipo “Que Ser Gigante que es, como me gustaría tener -eso- que tiene, y que hace que uno se acerque cuándo está mal, etc. etc.”

¿Conoces a alguien así? ¿Está en tu entorno familiar? ¿O entorno cercano? ¿Es colega o amigo?

Yo conozco a 1 alguien, que no vive cerca mío, pero que cuando lo veo, me desvivo por estar cerca, tomarnos un café, compartir una comida, lo que sea que me permita andar alrededor. Es que su energía me hace sentir mejor, me eleva (y esto es literal porque las celular vibran diferente por una cuestión del campo eléctrico de la otra persona).

Da ganas de hablar, de comentarle cosas que me suceden, y que me dé su punto de vista, su opinión, que me ofrezca alguna pregunta que me haga mirar mejor las cosas.

¿Tenes 1 amigo o amiga así?

Bien. Eso está buenísimo, es una alegría sabernos rodeados de gente asi. Se dice que una flor crece bella cuando tiene cerca flores bellas.

¿Cuándo fue la ultima vez que le preguntaste -con honestidad- “Como estas” “Como te encontraste” “Que problemas estas teniendo” “Que necesitas de mi, de otros, de la vida”?

Ah si… claro, porque esa persona, a pesar de toda su energía, herramientas y fortaleza, tiene sus cuestiones personales y no lo puede todo.

Lamentablemente, aquellas personas que se muestran y que son tan positivas, proyectan una imagen de “yo puedo” tal, que los nosotros solo nos acercamos a tomar, a recibir, pero no nos ocupamos de DAR.

  • No nos ocupamos porque tal vez no crean que esa persona… no puede.
  • No nos ocupamos porque tal vez asumen que su tarea es dar, y para eso están.
  • No nos ocupamos porque tal vez se quedan cómodamente en receptores, siendo más fácil, más cómodo, incluso bajo la justificación de ¿Y qué le puedo dar yo al otro, que él mismo no tenga?

sensibilidad

A mi juicio, tener la sensibilidad de ocuparse de quien siempre nos da, es el camino. Esa persona gigante, lleno de Luz etc., tiene necesidades, también es una flor que necesita crecer junto a otras flores que la iluminen, que se ocupen de ella, que la cuiden.

Es necesario salirnos del lugar del recibir, del tomar, y ocuparnos de dar. Es como querer que el árbol nos dé frutos (recibir y tomar) pero no ocuparnos de él en sus necesidades (dar)

Todos, sin excepción, necesitamos. Es un ida y vuelta. Para ello, necesitamos salir de la comodidad del lugar del receptor, pues porque asi es, estamos cómodos, fluimos por ahí, y perdemos la sensibilidad de la otra persona y sus necesidades.

Y lo comparto con conocimiento de causa, pues es muy duro encontrarse a uno mismo dando y dando (y los demás tomando), pero que por motivos antes mencionados, no seamos vistos como personas dignos de cuidado alguno.

El respeto es condición necesaria, pero no suficiente, a efectos de cuidar a una persona.

Tarea del dia

Anda y pregúntale, con total honestidad, ¿Como estas? ¿Que necesitas? ¿Como está tu vida hoy?. Hace silencio. Abri el oido. Ponete a escuchar sin interrumpir.

Alejandro Juroczko

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s