NECESITO QUE ME NECESITEN

Señorita X viene a proceso personal semanal desde hace varios meses, y uno de sus temas tiene que ver con su ex-pareja.

En estos momentos y a partir de una situación que ocurrió con la expareja, surge la idea de volver luego de 4 meses de separación ya, y con una historia que no estuvo muy buena debido a la personalidad y principalmente a las actitudes del muchacho.

Reconozco que me sorprendió esto, y a la vez no, ya que muchas veces cuando aún no ha pasado mucho tiempo del quiebre, suelen estar aún conectados algunos hilos y entra la posibilidad de re-pensar todo de nuevo, a la luz de acontecimientos que pasan y que disparan sentimientos.

Lo específico de esto es que el muchacho actuaba de un modo tal que generó una pareja totalmente tóxica, pero como para que haya 1 aplauso hacen falta 2 manos, aquí queda de manifiesto que Señorita también tuvo mucho que ver con este comportamiento.

¿Cómo es esto? Simple, siempre estamos colaborando de una u otra manera, a que las cosas se den como se dan.

Ofrecí entonces 2 preguntas de revisión:

¿Cómo colaborabas antes para que el comportamiento del muchacho fuera del modo que era?

¿En que te percibís diferente ahora, que supone obtengas resultados diferentes si vuelven a estar juntos?

Éstas son preguntas fundamentales para que Señorita vaya tomando conciencia del lugar que ocupaba ella, y del que cree que puede ocupar ahora para obtener resultados diferentes, aún cuando el muchacho asuma que las cosas funcionarán como antes en la dinámica de la pareja. Esto es un tanto obvio aunque no necesariamente conocido, cuando de relaciones y vínculos se trata.

Por último, y conversando más sobre el mismo tema, ofrecí las siguientes preguntas que alguna vez me hice a mí mismo en casos similares, con el objetivo de poder reflexionar y hallar mas respuestas relacionadas con su patrón de comportamiento.

¿Tengo la necesidad de que los demás me necesiten?
¿Qué busco con ello?

Con el radar configurado en “tengo la necesidad de que los demás me necesiten”, podría detectar principalmente a los “pobre de mi”, quienes serán funcionales a que yo haga lo que mejor he aprendido a hacer para ganarme la aprobación y el amor de los demás, para que los demás me quieran por lo que les doy, básicamente… para sentirme querido.”

¿Qué otra cosa podría darles, que no sea “hacerles la vida cómoda” para ganarme su amor, su aprecio, su respeto, o lo que sea que busco en las relaciones: familiares, laborales, amorosas, amistosas, etc.?”

Ahi, justo ahi está el desafío a enfrentar, para empezar a salir del patron de comportamiento y generar una nueva respuesta, mas orientado a un dar-recibir equilibrado y saludable.

Después de todo, este y otros patrones de comportamiento se hallan operando en todos nosotros, algunos de forma muy obvia y perceptible, aunque otros no tanto, lo que produce que no sepamos porqué seguimos haciendo lo que hacemos.

A quien está leyendo esto le pregunto:

¿Con qué resonaste de todo esto? ¿Qué y en qué te ha hecho pensar? ¿A donde te ha llevado la mente, el recuerdo?

Los comentarios y consultas son bienvenidos para que otras personas se nutran de las experiencias de los demás.

De toda historia hay algo para contar, para que todos podamos aprender y mejorar la resolución de nuestras cuestiones  

Alejandro Juroczko

Por razones de confidencialidad, no doy ningún tipo de información que pueda romper la confidencialidad de las personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s